Encabezado

 

 

 

BULIMIA Y ANOREXIA

  • BULIMIA NERVIOSA

La bulimia nerviosa, también llamada simplemente bulimia, es un desorden alimenticio que se caracteriza por episodios de comer excesivamente y después intentar compensarlo con métodos inapropiados para controlar el peso. Éstos, incluyen vómitos, ayuno,  enemas, uso excesivo de laxantes y diuréticos, o hacer ejercicio compulsivamente.

La bulimia tiende a desarrollarse durante la niñez o la adolescencia. Afecta a las mujeres más que a los hombres. Generalmente, las personas con bulimia mantienen estos comportamientos en secreto, sintiéndose asqueados y avergonzados cuando se atiborran, pero luego aliviados cuando se purgan. Las personas con bulimia normalmente pesan dentro del rango normal para su edad y su altura. Sin embargo, suelen tener miedo a aumentar de peso y ganas de perderlo, o pueden sentirse totalmente insatisfechos con sus cuerpos.

Síntomas

  • Comer descontroladamente; atiborrarse de comida para luego purgarse
  • Vomitar o abusar de los laxantes para perder peso
  • Usar el baño frecuentemente después de las comidas
  • Hacer ejercicio excesivamente
  • Preocuparse por el peso
  • Tener problemas con la dentadura
  • Dolor de garganta
  • Sentirse fuera de control
  • Depresiones o cambios de humor
  • Ganglios hinchados en el cuello y en la cara,reflujo, indigestión e hinchamiento
  • Menstruaciones irregulares
  • Debilidad, fatiga y ojos rojos e inflamados

Complicaciones

  • Erosión del esmalte de los dientes por contacto repetido con los ácidos gástricos
  • Caries.
  • Sensibilidad dental a la comida fría o caliente
  • Hinchazón y dolor de las glándulas salivales debido a los vómitos repetidos
  • Úlceras en el estómago
  • Rupturas del estómago y del esófago
  • Trastornos de la función normal de los intestinos
  • Desequilibrio de los electrolitos
  • Deshidratación
  • Latido irregular del corazón
  • Ataque al corazón (en casos severos)
  • Libido bajo
  • Riesgo aumentado de suicidio

 

  • ANOREXIA NERVIOSA

La anorexia generalmente comienza en la mitad de la adolescencia. Las edades más frecuentes abarcan entre los 11 y 19 años. Casi siempre es precedida con la dieta de cada día.

Cerca de un tercio de las anoréxicas tenían sobrepeso antes de comenzar la dieta que les llevó a esta enfermedad. Las dietas normales finalizan al alcanzar el peso deseado, mientras una paciente anoréxica continúa la dieta y mantiene el peso por debajo del límite normal correspondiente a su edad y altura. Su ingesta de calorías es mínima, aunque la de frutas y verduras sea normal. Suelen mantener su bajo peso mediante excesivo ejercicio físico o tomando pastillas para adelgazar. En contraste con su propia actitud para comer, las pacientes anoréxicas pueden mostrar un gran interés por comprar comida y cocinar para los demás.

El término anorexia significa "pérdida del apetito". Sin embargo, esta definición es engañosa ya que las personas con anorexia nerviosa rechazan la comida a pesar de tener hambre con frecuencia. Sufren de un intenso temor a engordar y se ven a sí mismos gordos, inclusive cuando están muy delgados. Tratan de corregir esta percibida "imperfección" limitando la ingesta de comida de manera estricta y haciendo ejercicio para perder peso.

Las personas con anorexia nerviosa con frecuencia usan la comida como una manera de ganar un sentido de control cuando otras áreas de sus vidas están bajo mucho estrés o cuando se sienten abrumadas. Los sentimientos de incompetencia, baja autoestima, ansiedad, rabia o soledad también pueden contribuir al desarrollo de este desorden. Adicionalmente, las personas con desórdenes alimenticios podrían tener relaciones problemáticas o tener una historia de haber sufrido burlas por su tamaño o peso. La presión de los amigos y una sociedad que identifica la esbeltez y la apariencia física con la belleza también puede tener un impacto en el desarrollo de la anorexia nerviosa.

Síntomas

  • Rápida y excesiva pérdida de peso a lo largo de varias semanas o meses
  • Disminución excesiva de la cantidad de comida ingerida
  • Continuar haciendo dieta a pesar de estar delgado o con el peso muy bajo
  • Tener un interés inusual en la comida, las calorías, la nutrición o en cocinar
  • Temor intenso a subir de peso
  • Extraños hábitos o rutinas alimenticias como comer en secreto
  • Sentirse gordo incluso cuando se tiene bajo peso
  • Esforzarse por lograr la perfección y ser muy autocrítico
  • Excesiva influencia del peso y forma del cuerpo en la autoestima
  • Depresión, ansiedad o irritabilidad
  • En las mujeres: períodos menstruales infrecuentes, irregulares o amenorrea (cese de la menstruación)
  • Tomar laxantes, diuréticos o píldoras para dieta
  • Enfermarse con frecuencia
  • Usar ropa suelta para esconder la pérdida de peso
  • Hacer ejercicios excesiva y compulsivamente
  • Sentir que uno no vale la pena o sentirse sin esperanzas
  • Retraimiento social

Complicaciones

Si no es tratada, la anorexia nerviosa puede conducir a:

  • Órganos dañados, especialmente el corazón, el cerebro y los riñones
  • Disminución de la presión sanguínea, el pulso y el ritmo respiratorio
  • Cabellos y uñas quebradizas
  • Baja temperatura corporal
  • Sensibilidad al frío
  • Pérdida de cabello
  • Adelgazamiento del pelo corporal
  • Latidos irregulares del corazón
  • Adelgazamiento de los huesos (osteoporosis)
  • Muerte o suicidio por dejarse pasar hambre

Perfil del Paciente

  • No tienen conciencia de padecer la enfermedad
  • Tienen un miedo intenso a la obesidad
  • Padecen distorsión del esquema corporal (se ven gordas/os a pesar de tener bajo peso)
  • Rechazan mantener el peso en nivel normal
  • Se les cae el cabello
  • Presentan amenorrea y piel seca
  • Sufren de hipotensión – hipotermia
  • Cortan los alimentos en trozos pequeños
  • Comen lentamente
  • Mastican largo rato antes de tragar
  • Prefieren pequeñas porciones y botan, escupen o esconden la comida
  • Pueden consumir anorexígenos, laxantes y/o diuréticos o vomitar
  • Cuentan las calorías
  • Tienen rituales con la comida
  • Realizan hiperactividad para bajar de peso
  • Se aíslan socialmente
  • El carácter se les vuelve irritable
  • Sufren de depresión en el 40 o 45% de los casos
  • Tienen conductas obsesivas
  • Son autoexigentes
  • Rechazan su sexualidad
  • Pueden atiborrarse de comida
  • Usan ropa suelta (se tapan el cuerpo)
  • Suelen ser excelentes estudiantes y primeros puestos