Encabezado

 

 

 

NOTICIAS


Cómo Willy Caballero ayudó a su hermana a superar una grave bulimia

 

20/04/2018 - 10:00   

 

Duro relato. "Ese día vomité sangre y dije: 'Nunca más'. Mi hermano fue el que pudo hacer algo concreto por mí", contó Gabriela Caballero sobre el arquero entrerriano que lucha por un lugar en el Mundial de Rusia 2018.

 

Cómo Willy Caballero ayudó a su hermana a superar una grave bulimia

 

Gabriela Caballero, arquera igual que su hermano, Wilfredo, contó cómo el futbolista oriundo de Santa Elena le salvó la vida cuando ella sufría de bulimia.

En declaraciones a "Ahora TV", la joven reveló que el día crucial fue cuando ella tenía 10 años y el "Willy" era juvenil en Boca Juniors. En una sesión de terapia con la histórica psicóloga deportiva del Xeneize, Mara Villoslada, el entonces deportista en ascenso manifestó la gran preocupación que aquejaba a su familia.

"Yo tenía conductas purgativas en exceso. De tanto vomitar, podés tener un derrame interno y morirte", contó Gabriela, aunque en aquel momento todavía no imaginaba la gravedad del asunto. Afortunadamente, con gran preocupación pero también con amor, su hermano supo pedir ayuda.

Cuando Willy Caballero planteó el tema en Boca, la psicóloga le dijo: "Traela porque yo trabajé en Aluba" -Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia-. Ese nexo llegó justo a tiempo.

"Mi hermano dijo que estaba súper preocupado por mí en la terapia de Boca. Salí de la consulta con la psicóloga y ese día vomité sangre. Ahí dije: 'Nunca más'", recordó la actual arquera del equipo de fútbol femenino de la UBA -Universidad de Buenos Aires-, responsable de la cuarta valla menos vencida del campeonato.

Gabriela Caballero transitó una difícil y lenta, pero efectiva recuperación. Su familia tuvo que vivir separada por dos años y ella debió dejar el colegio para dedicarse de lleno a su salud. Incluso algunas veces debió soportar que le dijeran: "Ahí va la bulímica", relató la joven.

A los 16 años, gracias a aquel puntapié inicial del Willy, recibió el alta y se convirtió en una difusora de Aluba. Hoy, su consejo para los jóvenes es "que se informen". Por años, contó su experiencia ante cientos, miles de estudiantes, con el fin de concientizar sobre los trastornos de la alimentación cuando todavía eran un tabú.

"La enfermedad te va metiendo tan adentro que nunca te imaginás poder hablar delante de tantas personas", cuenta hoy. Y remarca que el alta no es definitiva, sino una construcción del día a día. "Aluba fue una escuela de vida, me brindó herramientas que voy a tener que aplicar toda la vida, porque no estás exenta de una nueva recaída", señaló.

Y analizó: "El cuerpo y la comida son el síntoma, los usamos para tapar lo que realmente nos está angustiando".

Willy Caballero tenía "17 o 18 años", contó su hermana, cuando se dio cuenta de que algo andaba mal. "Mi hermano fue el que pudo hacer algo concreto por mí", valoró sobre el arquero del Chelsea de Inglaterra, quien a sus 36 años busca su lugar en la Selección Argentina para el Mundial de Rusia 2018.

"Gracias a Dios tuve a mi familia que no aflojó en ningún momento. La seguridad tiene que ver con saber pedir ayuda", es el mensaje que deja Gabriela Caballero.

Volver