Encabezado

 

 

 

NOTICIAS


Un flagelo que crece

Día Internacional contra el Acoso Escolar: Qué es el bullying y cómo combatirlo

 

05/05/2019 - 12:00   

 

Cada 2 de mayo se conmemora el Día Internacional contra el Acoso Escolar. Una psicóloga explicó a Elonce TV qué es el bullying, en qué ámbitos y edades se da frecuentemente y sus peligrosas consecuencias.

 

Día Internacional contra el Acoso Escolar: Qué es el bullying y cómo combatirlo

 

Cada 2 de mayo se conmemora el Día Internacional contra el Acoso Escolar, comúnmente conocido como bullying. Se trata de un flagelo que sufren miles de niños y adolescentes en todo el mundo.

Lidia Medrano, profesora de Psicología y Filosofía, explicó a Elonce TV que "el bullying tiene tres características principales: un desbalance de poder entre la víctima y el victimario, una sucesión constante siempre hacia la misma persona y una intencionalidad de dañar. Si bien se da más seguido en el ámbito escolar, también se padece entre los adultos en el ámbito laboral y se denomina mobbing".

Indicó que "en las escuelas nos parece que todo es bullying pero a veces hay que distinguirlo de la indisciplina. A veces hay actos que son consensuados entre los chicos, como por ejemplo poner un sobrenombre, y en el cual el mismo niño participa y no se siente agredido. Bullying es una situación de violencia particular hacia un alumno, que puede ser física, psicológica o simbólica, como excluirlo de los cumpleaños de los grupos de whatsapp, siempre sistemáticamente a la misma persona".

"Una vez detectado el bullying hay estrategias que uno puede aplicar para trabajarlo desde el aula. Generalmente en el ámbito escolar se da en la adolescencia, sobre todo entre los 14 y los 17 años. Los más chiquitos no demuestran estas situaciones. Se da mucho con los medios tecnológicos porque hay una pantalla en el medio y hace que se desinhiban y no comprendan tanto el daño que están causando. Les ponen apodos, insultan, amenazan a sus compañeros a través de las redes, que es el cyberbullying", remarcó.

Para combatirlo "son necesarios varios agentes. Los papás tienen que estar atentos al cambio de conducta de sus hijos, a que no quieran ir a la escuela, a que vuelvan con la ropa rota muy seguido, los útiles que se le pierden o rompen. Hay cosas que les tienen que llamar la atención. Luego deben comunicarse con la escuela, que tiene un equipo directivo y de tutoría que va a aplicar estrategias para trabajar con la víctima y el agresor para que modifique las conductas. Está demostrado que cuando los agresores crecen estas conductas tienen efectos nefastos en sus vidas: trabajos que no consiguen o no pueden sostener, problemas con sus parejas".

"Hay que incluir un equipo psicológico, una cuestión de terapia, los padres, la escuela, todos interviniendo. Hay que trabajar con los grupos, con los terceros, los observadores, para que frenen a los agresores y ayuden a las víctimas. En vez de filmar y reírse deben ver la magnitud del problema que tiene consecuencias muy serias, como un suicidio", finalizó. Elonce.com

Volver